top of page

LAS 10 REGLAS DE ORO DEL PUBLIC SPEAKING

¿Qué tienen de bueno?: Que funcionan, te gusten o no.



Funcionan en todos los ámbitos de la comunicación cara a cara. Y, además, forjan la comunicación estratégica de cualquier organización. ¿Sabes por qué? Porque tienen poder persuasivo. Hay que saber cómo aplicarlas, cierto, pero funcionan, siempre. Yo te enseñaré a usarlas.


1. HAZLO FÁCIL Y HAZLO HUMANO

«Lo pequeño gana a lo grande, lo corto a lo largo y lo sencillo a lo complejo; y, a veces, lo visual gana a todo lo anterior», Frank Luntz. Conecta el mensaje con la experiencia, cuenta una historia, pinta los conceptos.


2. HONRRA TU PALABRA

¿Tu palabra tiene valor para los demás?: ¿Haces lo que dijiste que harías cuando dijiste que lo harías? ¿Qué palabras salen de tu boca?: ¿palabras gastadas o palabras consistentes?, ¿palabras que confunden o palabras que iluminan?, ¿palabras que destruyen o palabras que edifican?


3. NO MORALICES, ¡CAUTIVA!

No le digas a la gente lo que tiene que hacer. Elimina de tu lenguaje expresiones del tipo: «Tu tienes que, tu debes de...». Tu mensaje es tan evidente, tan relevante… que cae por su propio peso.


4. DEFINE TU MENSAJE

Al final, ¿qué idea central quieres entregar a tu público [equipo, clientes, familia…]. ¿Podrías resumirla en una sola frase?


5. OFRECE ALGO NUEVO

Es lo que esperan de ti. Ten ambición, supera las expectativas: «Something new, something different», como decía Akio Morita.


6. EL «PORQUÉ» PRECEDE AL «QUÉ»

Adapta el mensaje al marco mental de tu público y, si es necesario, reformúlalo. Nunca improvises.


7. DALE RITMO

Combina el vigor con algún que otro silencio, cambia de velocidad, machaca las sílabas, enfatiza, mueve el cuerpo… Lo que sea para modular la energía y mantener viva la atención de la gente.


8. TU VOZ IMPORTA

Lo dice Aaron Sorkin: «El mejor discurso de todos los tiempos es: «Tengo un sueño». El discurso resulta perfecto cuando uno lo lee, pero es aún más perfecto si lo escuchas».


9. TU CUERPO TAMBIÉN IMPORTA

Te comunicas con los ojos, con el torso, con las manos, con las piernas… De una forma burda o sutil nuestro cuerpo habla, y la gente lo nota, ¡y mucho! Hasta el punto de velar el mensaje.


10. TU ACTITUD IMPORTA MÁS

¿Tengo algo que decir? ¿Deseo decirlo? ¿Qué autoridad tengo para decirlo? ¿Cómo ando de autoestima? ¿Qué opinión tengo de mis palabras? ¿Cómo veo a la gente?

Comments


bottom of page